Portada » Conociendo a la parrilla: Joanna Gruau

Conociendo a la parrilla: Joanna Gruau

  • por

Dicen que si vas al garaje de la E2P durante el fin de semana puedes encontrarte con tres pilotos muy parecidos entre sí, tres personas que siempre que te las cruzas te reciben con amabilidad y con una sonrisa; y lo más normal es que te los encuentres juntos. ¿Por qué? Da el caso de que este año tenemos en la Copa Cooper a tres jóvenes hermanos debutando en el mundo del motor en el mismo garaje, tres hermanos dispuestos a probar una nueva experiencia en la larga vida que les espera por delante, nos han elegido para empezar a pilotar con el apellido Gruau sobre los coches, el mismo apellido que solemos ver en el CER debido a su padre. Esta año en la Copa Cooper veremos a tres hermanos (Joanna, Marc y Alex) aprender, competir y divertirse en las carreras.

Ver a dos hermanos en la misma competición o en el mismo coche, no es ni mucho menos raro en las parrillas del mundo del motor (tenemos mismamente el caso de los hermanos Óscar y Jonathan Gómez en la Cooper este año) pero tres hermanos de una misma familia dentro del mundillo es bastante más complicado. Los primeros en España seguramente fuesen los hermanos De Vizcaya (Pedro, Fernando y Andrés), los más conocidos los hermanos Villacieros (Juan Ignacio, Eduardo y Jaime), los hermanos Gruau empiezan aquí su historia.

Y de los tres, empezamos con Joanna, de 23 años, que acaba de finalizar sus estudios y que actualmente trabaja en ‘Wheel the World’, una startup americana que organiza experiencias y viajes para personas con discapacidad. Sin embargo, no ha dudado aceptar el reto de la Copa Cooper, porque toda la familia Gruau, lleva la gasolina en la sangre.

“Desde que somos muy pequeños hemos acompañado a nuestro padre por los circuitos y también hemos hecho muchísimo karting. En casa en Aranjuez hay un karting a 5 minutos y solemos estar todos los fines de semana allí, somos megafans de todas las competiciones como el Dakar, la Fórmula 1 o la resistencia. Para mi era y es mi mayor hobby.”

Los Gruau son originarios de Francia, sin embargo, el padre Philippe lleva más de media década compitiendo por aquí con su inseparable Vortex, del que también disfrutó en el circuito de Navarra. El por qué han elegido a España para empezar nos lo resuelve Joanna:

“Por temas de negocios, mis padres trabajan aquí los dos, empezaron en Madrid y ahora trabajan en Pamplona, así que se han quedado en España y no tendría mucho sentido que nos fuésemos a competir a Francia. También creo que el ambiente aquí es diferente, ya que es todo mucho más familiar, conocemos a mucha más gente y mi padre lleva aquí corriendo 10 años. Las competiciones españolas me gustan más que las francesas porque por ejemplo, tenemos familiares que están compitiendo allí y el sentimiento es totalmente diferente al de aquí.”

Ellos también han elegido la Copa Cooper para aprender al máximo, saben lo que hay en las parrillas españolas y por supuesto, qué se iban a encontrar en la copa.

“Hemos venido por amistad entre Javi y mi padre lo primero y luego también por el equipo de profesionales que hay detrás. Este año tenemos mucha suerte de poder participar en esta competición, han trabajado mucho para ponerla en marcha y el apoyo y la calidad del equipo detrás es lo que más nos tira. La Copa Cooper y la Escuela Española de Pilotos son como nuestra familia”

Tras su primera experiencia en carrera con otros pilotos, nos cuenta cómo se ha sentido al volante, teniendo en cuenta que en la primera ronda ha disfrutado de una pequeña ‘Master Class’ de su experimentado compañero Manuel Cintrano:

“Ha venido a esta carrera un poco de improviso y el coche es muy diferente para él, cuesta adaptarse a todos los niveles pero para mí haber corrido con Cintrano es un honor, es como el mayor ejemplo a seguir que puedo tener y es un gran compañero y me apoya muchísimo. Hay presión de estar al volante pero ninguna presión de estar con él. Las siguientes carreras no sé aún con quien estaré, igual mi padre se apunta para la de Cheste pero está por decidir y ojalá Cintrano se apunte a todas.”

Joanna tiene un grandísimo proyecto entre manos fuera de los circuitos, y por supuesto también nos concierne darle voz ya que cumple con una fabulosa razón social.

“En mi trabajo ofrecemos experiencias que no se han hecho nunca con personas con discapacidad, normalmente nuestro sector de mercado es para personas con movilidad reducida, utilizamos una silla francesa llamada Joëlette, que es una silla para trecking especial, y nos encargamos de estas actividades. Recientemente hemos recibido el premio a la innovación social de Mapfre y este año en España estamos desarrollando el mercado y elaborando productos. Estoy trabajando en el desarrollo de proyectos en el mercado europeo y en el latinoamericano en Chile y Costa Rica.”

Paralelamente, también trabaja en otro proyecto relacionado.

“También estoy en un proyecto de mapeadores que mapean la accesibilidad de los alojamientos por todo el mundo para que luego por ejemplo, se sepa la medida de la cama, de la puerta, la anchura del baño, si tiene barras… toda esa información la recogemos en una aplicación para que aparezca en nuestra plataforma.”

Y claro, participar en la Copa Cooper es un sueño para algunos y una gran experiencia para todos los que participan en ella, Joanna va a saber perfectamente como vincular las carreras y su trabajo, quien sabe si ofertando en un futuro, el automovilismo como experiencia para personas con movilidad reducida.

“El meter en esas actividades el mundo de las carreras es un objetivo a largo plazo, poder adaptar un coche y que personas con movilidad reducida o con cualquier tipo de discapacidad puedan participar en los circuitos con él, sería fabuloso.”

Con todo el bagaje del proyecto por delante, puede que no pueda dedicar tanto tiempo como le gustaría a las carreras en esta fase de su vida, sin embargo sabe que le va a costar despegarse a partir de ahora del mundillo.

“A mí de verdad este mundo me encanta y yo lo veo a largo plazo, pero luego, no sé si también como futuro inmediato. Ahora mismo estoy en España pero me gustaría moverme, viajar, también estudiar en otro país, entonces, no sé a ciencia cierta lo que va a pasar. De momento me gustaría centrarme en esta, pero yo me apuntaría a todas si hace falta.”

Sin duda nos alegramos de tener a esta simpatiquísima piloto en la parrilla en este año, y ya sea a corto, medio o largo plazo, estamos segurísimos que la veremos mucho en los circuitos y seguro que trayendo a ellos nuevas experiencias de pilotaje.