Portada » Conociendo a la parrilla: Frankie Fernández

Conociendo a la parrilla: Frankie Fernández

  • por

Frankie Fernández es otro aficionado más de las carreras que este año decidió dar el paso de ser piloto de turismos por primera vez en su vida, en nuestra Copa Cooper. Aunque su pasión siempre han sido las motos, entre Luís Chillida (gran amigo suyo también vinculado en tiempos pasados a las dos ruedas) y Javier Arias, le ‘liaron’ para disfrutar ahora de las carreras de automóviles. Empezó conduciendo motos a los nueve años y aunque él considera que nunca llegó a competir a nivel profesional ya que en su familia no existía afición precedente, si que es cierto que ha participado en alguna competición oficial.

Su razón para apuntarse a la copa es la misma que la de sus otros grandes amigos del Donosti Taldea, pilotar para disfrutar con amigos de toda la vida. ¿Quién no desearía hacer eso? Además, las características técnicas del Cooper, le ayudaron a decidirse a dar el paso.

“En gran parte me inspiró confianza el ver que no eran coches extremadamente potentes, así que puedo estar ahí, mi objetivo es llegar a mitad de tabla de alguna forma y no molestar a nadie, que es mi mayor miedo.”

Asi Goros, Luís Chillida, Javier Arias y Juan Carabel son sus amigos dentro del box y fuera del circuito, aunque ocasionalmente le acompaña en el paddock también su mujer.

“Normalmente sólo me vengo con mis amigos, mi mujer vino a Valencia y el sábado la mandé a la playa porque le dije que estaría mejor que en el circuito, y el domingo vino a las carreras.”

Su compañero Juan Carabel, le acompañó al volante en la ronda inaugural de Navarra, pero tras sufrir una lesión en una pierna antes de la segunda ronda, Frankie ha tenido que pilotar sólo en Valencia y Motorland.

“He ido haciendo amigos por el paddock porque hay un ambiente muy sano, pero estoy un poco triste porque Juan Carabel no ha podido estar en estas dos últimas rondas debido a que se rompió la tibia y el peroné. Él es mi mejor amigo de toda la vida y no me apetecía llamar a otra persona para ocupar su lugar, lo hecho un poco de menos porque nos entendemos muy bien.”

Juan corrió con Frankie en algunas competiciones de motociclismo y fue subcampeón de la Copa Nacional Renault Iniciación en el 87, donde llegó a vencer en la carrera del Circuito Guadalope.

“Hizo conmigo la Copa Ducati, el catalán de clásicas…, pero corrió menos que yo en motos. En coches tiene más experiencia porque corrió la iniciación en el 87 y 88. Yo me perdí el correr por ejemplo en circuitos urbanos, pero Juan si llegó a correr en Alcañiz, donde ganó.”

Pasarlo bien es un objetivo fundamental para todos los pilotos que están disputando la Copa Cooper este año, y también significa el mejor modo de disfrutar las carreras para Frankie.

“La expectativa es disfrutarlo y pasarlo bien, para mis compañeros es su vida ya que han estado prácticamente toda la vida montados en coches y lo llevan más en la sangre. También es cierto que cuando yo andaba en motos por los circuitos, el exceso de competitividad a veces no me permitió disfrutar tanto, sin embargo ahora no me importa tanto el resultado. Si el año que viene me dicen mis amigos de seguir, seguramente siga.”

Esperamos que Juan pueda volver a acompañarle pronto y que ambos sigan disfrutando con los Cooper, por muchas carreras más.