Portada » Conociendo a la parrilla: Antonio Albacete Jr.

Conociendo a la parrilla: Antonio Albacete Jr.

  • por

Tony Albacete Polo es el tercer piloto de un histórico legado familiar: su abuelo (Antonio Albacete Alonso) empezó allá por los 60 como preparador y piloto de coches y llegó a ganar varios campeonatos y eventos a nivel nacional, lo llevó también a su padre (Antonio Albacete Martínez) a dedicarse al mundo de la competición, siendo uno de los pilotos con más palmares nacional ya que ha corrido con todo lo que se le ha puesto delante de fórmulas, turismos y camiones. Albacete ‘hijo’ es un chaval joven e ilusionado que quiere continuar con el legado y desde sus inicios en la competición, ha demostrado ser bastante rápido. Por ello, quiere seguir formándose para dedicarse a esto en un futuro, ya sea como piloto principal, para clientes o como instructor.

Con 10 años empezó en el karting nacional en los campeonatos sociales de Castilla y León, Madrid y Castilla La Mancha con buenos resultados, con 15 años se le presentó la primera oportunidad de el salto a los turismos y se lanzó, ya que era su ilusión. En 2018 se proclamó vencedor de la Copa Kobe de circuitos donde demostró ser el mejor, no puedo solo por llevar el talento en la sangre, sino que también por contar con un gran profesor como su padre como instructor y con los medios necesarios para mejorar sobre el asfalto. Fue uno de los alumnos más ‘aventajados’ de esa copa junto a Miguel Villacieros, Sergio López o Pablo Amorós. Tras ello disputó la primera temporada de la vuelta al ruedo del Campeonato de España de Turismos, donde no llegó a despuntar en ningún momento de la temporada.

“Como balance fue un buen año porque aprendí mucho de Borja García, mi compañero y ganador del campeonato, es un súper-experto y aprendí gracias a él con un buen coche escuela. Tuvimos muchos problemas de fiabilidad y ello me daba esa falta de ánimo en esos momentos para continuar el campeonato. No descarto en caso de una oferta el volver a intentarlo ya que sigo teniendo contacto con Teo. La idea del campeonato ese año era buena, pero todo se fue estropeando por los presupuestos que se empezaron a manejar, porque la idea era que fuese un campeonato asequible pero al final los presupuestos eran casi el de un TCR. No tenía ningún sentido correr con un coche inferior, y de hecho este año se corre con un TCR. La iniciativa de la RFEDA fue buena, pero se podría haber dado una vuelta de tuerca.”

Este año ha ‘sido fichado’ por E2P para la Copa Cooper, un campeonato nacido para crear futuros campeones y accesible para mayor un público ya que puede abarcar muchos perfiles de gente como pilotos. En su primera temporada ha jugado un magnífico papel, siendo el segundo mejor piloto en cuanto a velocidades y uno de los candidatos principales al título.

“Aquí no se trata de ir a ganar el máximo protagonismo intentando ser el mejor, sino ayudar también a los compañeros para remar también en una misma dirección para que la Copa pueda aportar más gente a otros campeonatos. Mi filosofía es hacer de instructor para los pilotos del equipo, estoy aquí gracias a Javi Morcillo y a Pablo Burguera que es mi compañero de equipo. Y luego aprender también de pilotos como Milagros, Vela, Rodríguez… Tengo la suerte de poder trabajar en los eventos desde los 18 años, así que tengo tablas como instructor.»

A su compañero de coche (Burguera) le han ido tan bien los y datos de Albacete, que hasta el último momento fue el máximo aspirante a llevarse el Trofeo Sergio Tobar como mejor rookie del campeonato.

“Conocí a Pablo Burguera en un ‘track day’, ya que le llamó Javi y vino para aprender y ha seguido en contacto de cerca con nosotros hasta el día de hoy. No tenía experiencia en circuito excepto en los track days y vino con toda la ilusión del mundo y todas las ganas de hacerlo lo mejor posible.”

A él le hemos visto en el paddock toda la temporada como un miembro más de E2P, sin embargo, su padre también les ha acompañado en algunas rondas trayéndose incluso el camión de material de MEPRE.

“Durante este año hemos hecho una fusión entre el equipo de la escuela de pilotos y el MEPRE, hemos traído apoyo para realizar la asistencia durante algún el fin de semana y el papel de mi padre es estar un poco de Team Principal tanto en la Cooper como en el GT-CER. Al final es mucho trabajo, somos mucha gente y es un equipo grande.”

Respecto al próximo año todo parece indicar que Tony seguirá en el campeonato, y si lo hace, volverá a ser uno de los máximos candidatos al título 2022.

“Para 2022, dependen como vengan las cosas y la incertidumbre del Covid. Si viene un patrocinador no me gustaría dejar de lado la Copa Cooper ya que considero que es fundamental para mí, pero me gustaría dar el salto a los TCR, sería mi ilusión correr el europeo si contase con el apoyo suficiente.”