Portada » Conociendo a la parrilla: Ángel Rodríguez

Conociendo a la parrilla: Ángel Rodríguez

  • por

Ángel Rodríguez es un nombre que sonará a mucha gente que lleva estos últimos años visitando los circuitos en las rondas de competiciones nacionales, pero sin embargo, aunque lleva bastante tiempo en los circuitos y demuestre un gran rendimiento a bordo de los Cooper, no lleva tanto compitiendo con automóviles como parece. Ángel se considera un aficionado a las carreras desde pequeño, aunque en su familia no había nada de afición y empezó su andadura también con las motos. Hizo el campeonato madrileño de velocidad de motociclismo y la copa Yamaha en sus primeros años compitiendo y luego dio el paso a los coches, primero con el RACE de turismos, ya muy pronto juntándose con su compañero actual, Álvaro Vela.

Antes de la crisis económica donde tuvo que parar de pilotar, disputó tres años de la Copa Hyundai (2006-2008). En el 2018 con el nacimiento de otra copa monomarca de circuitos asequible, la Copa Kobe Motor, Ángel volvió a ponerse al volante logrando un podio en su primera temporada y 4 podios en 8 carreras en la segunda, que le valieron para terminar tercero del campeonato.

Rodríguez y Vela vencieron en la primera carrera de la temporada en Navarra, siendo la primera victoria de la trayectoria de Ángel. Por ahora, han terminado en todas las carreras en el Top 5 y han coliderado el campeonato tras cada ronda.

“Queremos pasárnoslo bien y si ganamos mejor. Sabíamos desde un principio que éramos dos pilotos bastante igualados ya que vamos bien y tenemos experiencia. Existía la posibilidad de que si lo hacíamos bien, pudiéramos pelear por la copa.”

Lograron vencer la primera carrera y junto a Antonio Albacete y Pablo Burguera, ser los mejores en la primera ronda a pesar de tenerlo casi todo en contra.

“Teníamos una previsión hecha pero el coche no llegó a tiempo por problemas que ha habido por temas de las centralitas. Al final nos dieron el coche en la ronda de Navarra, donde fuimos sin nada, encima Álvaro tenía comunión de su cría y salíamos últimos en la segunda carrera, no esperábamos salir tan bien. Se nos han dado muy bien estas carreras y ya pensamos en intentar ganarla, si no cometemos ningún fallo en todas las carreras hay que intentar estar siempre ahí entre los 3-4 primeros.”

A Ángel se le conoce por ser un piloto competitivo pero limpio en sus batallas en pista, él y Álvaro nos hay mostrado ya varias en esta temporada, sobre todo en luchas por posiciones delanteras.

“Suelo ser un piloto limpio, no me quiero meter con mucho tema de guerra, toques y esas cosas. Me han dicho que me falta un poco de agresividad, pero lo que quiero es que haya deportividad, compañerismo y al final casi todas las copas que hemos estado siempre se han viciado un poco en que cuando hay tema de chapa, ya hay malos royos, de mosqueos, de discusiones, la gente se va enfadada… entonces queremos que haya buen rollo.

Su familia en los circuitos es el pequeño equipo técnico de Overcar, y su mejor amigo claro está, su compañero y gran piloto Álvaro Vela.

“No me acompaña nadie, vengo con la familia nuestra, la familia del equipo de Overcar y con Álvaro. Al final vengo solo ya que mi pareja no es muy de ello y mis críos tampoco. Sé que esto también es duro, a nosotros nos gusta y está bien, pero al que no le gustan se hace cansado estar aquí todo el día.”

Sobre el futuro, Ángel quiere seguir en nuestra copa, ya que pilotar divirtiéndose en nuestras parrillas a un bajo coste, la hace muy atractiva para los perfiles de pilotos de circuito como él.

“Me gustaría seguir los próximos años aquí porque el Cooper está bastante bien en tema de gastos compartidos. Es un coche asequible, fácil de pilotar y mi idea es que si sigo, seguir aquí. Hacer cosas más grandes es complicado ya que se va un poco de números. Esto es la copa ideal para mi ahora mismo.”

Ángel y Álvaro batallarán hasta el final por la primera temporada de la Copa Cooper y su gran pilotaje les ha situado como una gran pareja de referencia en todos los circuitos que visitamos.